CUERPO SATORI

Contemplando el milagro del cuerpo

Práctica no dual CUERPO SATORI, un portal hacia la Unidad fundamental que somos.

«En este cuerpo prodigioso, irrigado de consciencia, se realiza en todo instante la risa silenciosa de la Vida.» ~ La Bhagavad Gîtâ

La *no dualidad en práctica*, es una exploración de la movilidad del cuerpo transparente, liberando sus tensiones y reactividades.

Las clases son una forma contemplativa o meditativa de mover el cuerpo en un estado de escucha y relajación. Se toman acostada en el piso.

Esta práctica es un camino de liberación de la ilusión de separación y de encuentro con la simple alegría de ser …nadie.


El cuerpo sentido, escuchado y amado es la guía hacía la Libertad y Vida esencial que somos.

*

¿QUÉ ES LA PRÁCTICA DE CUERPO SATORI?
Entre yoga no dual y auto consciencia, a través del movimiento suave meditativo de nuestro cuerpo, aprendemos a relajar, sentir y escucharnos, y nos liberamos de patrones de tensión. El cuerpo es el portal para impactar nuestra dimensión mental, emocional y espiritual.
Está práctica no requiere experiencia ni flexibilidad, es para todos.

BENEFICIOS: relajación, reconexión con tu alegría de vivir, tu seguridad y poder interno, tu libertad y tu capacidad de amar incondicionalmente.
Y para los buscadores, esta práctica corporal es un camino de iluminación y realización que nos permite contemplar el espacio fundamental que somos, abierto, sensible, transparente, sin límite, vibrando y siempre presente.

Desarrollamos nuestra *capacidad de bienestar, de relajación profunda y paz* , independientemente de la circunstancias de la vida.

Con el desarrollo de nuestra *presencia y escucha incondicional* :
– incrementamos nuestra habilidad de *sanarnos a nosotros mismos* física, psicológica y espiritualmente,
– apoyamos nuestra *evolución de conciencia* ,
– realizamos y celebramos *nuestra naturaleza no dual completa individible e intemporal.*

ALGUNOS TESTIMONIOS DE LA PRÁCTICA «CUERPO SATORI» :

«Para mi la práctica de cuerpo Satori es  como un rayo de luz tenue que poco a poco va penetrando las capas olvidadas del cuerpo. Gracias a la atención consciente,  compañera del silencio, esas capas se iluminan, se despiertan, se integran alegremente al resto del cuerpo y vuelven a formar parte de la danza de la Vida».

«Para mi cuerpo Satori es una práctica delicada que sirve para soltar. Soltar viejos hábitos, viejos miedos, viejos nudos. Los viejos  hábitos nos limitan a lo conocido y nos impiden explorar lo desconocido. Los viejos miedos nos impiden ver más allá de lo que consideramos seguro y no nos dejan dar un paso más allá. Los viejos nudos nos atan el cuerpo y el alma y no nos dejan respirar con libertad. Satori cambia los hábitos, nos empuja ese paso que nos falta más allá y va poco a poco desatando los nudos para que podamos respirar la Vida con mayor creatividad y libertad.»

«Tengo 45 años, desde mis 35 años empecé con mucho dolor en mis rodillas, sin embargo desde que practico cuerpo Satori, no sólo aprendí a escuchar a mi cuerpo sino a sanar todo lo que  a mi cuerpo le dolía incluyendo mis rodillas. Actualmente practico en clases virtuales a distancia 2 clases a la semana como mínimo porque ahora es para mi sumamente sanador.»

«Cuerpo Satori a distancia ha sido una experiencia muy enriquecedora con descubrimientos sensoriales y emocionales, a través de movimientos guiados acompañados virtualmente.
Aprender a  “escuchar” a mi cuerpo ha sido hermoso y transformador.»

«Cuerpo Satori me ha dado la oportunidad de conocer desde una forma suave, sensible y amorosa mi cuerpo, respetando cada movimiento, escuchando su naturalidad y gracias a la práctica llevarlo al día a día en todos los niveles.
La práctica es sencilla y apta para todos aquellos que deseen reconciliarse con este cuerpo que habitamos y nos habita.»